Llegan los días lindos, ese calorcito que ya se extrañaba y la primavera que es una oportunidad de reencuentro con la naturaleza. De a poco, volvemos a conectar con el espacio de aire libre que podemos tener en casa. Una ventana con un pequeño alfeizar, un patio o balcón, la terraza, un jardín, queremos habitarlos más y mejor, renovarlos o iniciar ese proyecto pendiente de llenarlos de naturaleza.

Muchas veces, tenemos dudas sobre cómo diseñar el espacio de aire libre que tenemos. Nos preguntamos qué no nos convence de su organización actual, por qué no le damos tanto uso o por qué no prosperan las plantas que pusimos. Para ayudarnos a responder estas dudas y darnos consejos sencillos pero importantes sobre el diseño de los espacios exteriores, consultamos a Romi y María, creadoras de Tebi Espacios Inspirados, desde donde crean proyectos personalizados y sustentables para Jardines, Balcones, Patios, Terrazas e interiores. Transmitir el valor del cuidado de la naturaleza, democratizar el conocimiento sobre el diseño de espacios verdes y sus beneficios, son los objetivos que están detrás de cada proyecto. Enseñan a cuidar, sumar el disfrute consciente de muchas más “manos verdes”.

Por dónde empezamos?

El primer paso para diseñar un espacio, cualquiera sea, es observarlo y procurar conocerlo al detalle. Cuánto mide, en qué momentos del día recibe sol, cómo es la superficie de apoyo, las paredes circundantes, si es alto qué sucede con el viento. Es posible que conozcamos esta información en todo o en parte, pero lo importante es que observemos el espacio como parte del proceso de renovarlo o de habitarlo por primera vez. Anotar esos datos, hacer un dibujo sencillo, ubicar lo que ya existe, desde una parrilla, los motores de un aire acondicionado o una pérgola, hasta las macetas y plantas, en caso de que ya tenga algunas.

Un paso más es reflexionar sobre las funciones que cumple ese espacio actualmente y sobre las que quisiéramos que cumpla. Un espacio de encuentro, de descanso, de contemplación, de juego de niñxs, un vergel verde para sumergirnos en la jardinería o generar una extensión del living. También en este caso, sugerimos que esas ideas se conviertan en anotaciones.

Es muy importante que el diseño que pensemos para este espacio se amolde a nuestras necesidades y a las funciones que queremos que cumpla. Si un sector de la terraza está cooptado por un pequeño arco de futbol que los chicos usan a diario, esa es la función que debe seguir cumpliendo y tendremos que focalizarnos en el resto de espacio para sumar plantas o armar un living exterior.

Tips para el diseño 

Si conocemos nuestro espacio y tenemos clara la función o funciones que queremos que cumpla, es el momento de la “creatividad con criterio”. Es decir, de atrevernos a diseñarlo teniendo en cuenta algunas pautas.

ph: Tebi Espacios

  • Procurar pensarlo de manera integral, como un todo, aunque esté sectorizado.
  •  

  • No importa que no podamos concretar todas nuestras ideas juntas, lo importante es lo imaginemos íntegramente para que tenga coherencia. De esta manera, vamos a tener un plan. * No importa el tamaño del espacio: plantas, contenedores y mobiliario van de la mano. Incluso si es un balcón chiquito, podemos prever algún sillón ubicado de modo que nos permita disfrutar el balcón lo más posible, por ejemplo. Y si el espacio lo permite, sumar un mobiliario que nos invite a habitar el lugar o tener a mano sillas plegables prácticas y cómodas para que elegir estar afuera sea sencillo. Tener mobiliario de exterior, como el que fabrica Antigua Madera, nos facilita la experiencia de disfrutar el espacio, de querer estar allí, trasladar el desayuno o una cena.
  •  

  • Intentar reutilizar todo lo que tenemos. Si la macetería y/o las especies están sanas y en buenas condiciones, nosotras recomendamos no descartarlas y reciclarlas, ya que gracias a esta renovación las piezas pueden recuperar interés en el nuevo diseño. Simplemente pintando algunas macetas todo cambia…lo importante es que generemos un resultado armonioso. Si tenemos macetas que son de distintos materiales, podemos unificar el conjunto pintándolas de un mismo color.
  •  

  • Pensar en funciones específicas que deba cumplir el diseño. Por ejemplo, si necesitamos generar una “cortina” para dar intimidad, sumaremos en lugares puntuales, especies tupidas de follaje generoso. Del mismo modo, si necesitamos ampliar visualmente un espacio que es pequeño, pintaremos las paredes linderas de colores claros para dar amplitud.
  •  

  • Un punto importante es procurar que el exterior esté conectado con el interior, que “dialoguen”, que estén vinculados. Por eso, es importante pensar qué ambientes dan al espacio de aire libre, por ejemplo un balcón, y qué vistas tenemos en cada uno de ellos. La macetería y plantas que pongamos en el exterior de cada ambiente serán lo que veamos al abrir la ventana o correr la cortina, por eso es importante pensar de manera integrada el exterior y los interiores.
  •  

  • El color es un componente central del diseño (y podríamos hacer más de un post sobre eso!). A nosotras nos encanta pensar desde el color. La primera observación son los colores del entorno que tenemos, es decir, de las paredes, pisos, barandas y carpinterías. Podemos cambiar algunos de los colores de los elementos del entorno, por ejemplo pintando paredes, pero con otros quizás no podamos modificarlos. Lo importante es que los tengamos en cuenta en nuestro diseño para lograr armonía. Nuestros gustos también son fundamentales para pensar el color. Simplemente, cuáles son los colores que más nos gustan, cuáles quisiéramos ver cada día en nuestro espacio al aire libre.
     
    Nuestros favoritos: los colores de las plantas! Su follaje, sus inflorescencias, su floración e incluso los tallos (que no son todos marrones!). El color de la macetería, renovada o nueva, y el del mobiliario (que incluye almohadones y accesorios).Si queremos generar impacto, elegiremos colores opuestos en el círculo cromático como verde y rojo, violeta y amarillo, naranja y azul.
     
    Si queremos armonía y efecto relajante, usaremos distintas tonalidades del mismo color. El verde refresca y apacigua, el gris resalta el resto de los colores, el blanco siempre aporta su luz.

     
    Macetas y muebles también aportan color, acompañando o contrastado con el material vegetal.
  •  

  • Cada vez se da más importancia a la iluminación de nuestros exteriores. Es razonable porque la iluminación es muy importante para el diseño y porque la luz artificial puede potenciar muchísimo el aspecto de nuestras plantas. Si queremos que las plantas sumen altura visualmente, lo ideal es iluminar de abajo hacia arriba. Y si queremos que el espacio exterior tenga calidez e invite a la reunión, una guirnalda de luces de exterior, con la simpatía de las pequeñas bombitas, es un toque sencillo que lo cambia todo. Ciertas tareas, como cocinar al aire libre, requieren una iluminación puntual que así lo permita.

ph: Tebi Espacios

Tips para la elección de las especies

En esta época, solemos tener la (muy lógica) tentación de comprar plantas porque nos deslumbran en los viveros, queremos rodearnos pronto de flores y perfumes. Esta inercia es comprensible, y además en los viveros nos dan en general muy buenos consejos de cuidado. Ahora bien, como estamos en este proceso de diseñar el espacio, es importante tener en cuenta algunos consejos para elegir las especies.

  • Sumar plantas que sean adecuadas a las condiciones de asoleamiento del espacio. Parece una cuestión lógica pero muchas veces “forzamos” a las especies a estar en condiciones que no son las adecuadas y por eso no prosperan. Asesorarse y elegir las que van bien en cada lugar, es fundamental.
  •  

  • Agrupar plantas y crear puntos focales que llamen nuestra atención. Todas las plantas crecen mejor cuando están en compañía. Como el resto de los seres vivos, las plantas se conectan, se cuidan, se acompañan. Por eso las copas de los árboles proveen una luz tamizada bajo la cual ciertas especies crecen a gusto, por ejemplo.
    Para generar conjuntos agrupar al menos de a tres. Otro objetivo que podemos tener es buscar simetría para un diseño sobrio, alineando de a tres de manera centrada en un balcón o a lo largo de una pared.
  •  

  • Elegir especies cuyo mantenimiento sea el que podamos darles. Es muy importante este punto porque si elegimos especies delicadas no prosperarán si solo las cuidamos al principio.
  •  

  • Elegir especies que tengan distintos atractivos a lo largo de las estaciones Hay plantas que son espectaculares durante el otoño, otras que florecen en pleno invierno…y muchas perennes que casi no atraviesan transformaciones visibles a lo largo del año.
  •  

  • Diseñar teniendo en cuenta las distintas alturas que alcanzan las plantas, en particular si decidimos plantar arbustos y árboles. Para crear un efecto frondoso, ubicar las más grandes atrás y en una línea delante otras más bajas. Tener presente la variedad del follaje, los distintos tipos de hoja y la forma en que crecen. No es necesario conocerlas en detalle, solo observarlas, imaginar cómo funcionarían en nuestro diseño y pedir consejos específicos.
  •  

  • Observar los balcones, terrazas y jardines de nuestros vecinos!! Eso nos permitirá saber qué especies funcionan en condiciones similares a las nuestras.
  •  

ph: Tebi Espacios

Guía muy muy sencilla de especies de fácil cultivo

  • Plantas de sol altas
     
    Eugenia Myrtifolia; Buxus; Abelia grandiflora; Olivo
  •  

  • Plantas de sol medianas
     
    Dietes bicolor; Agapanthus; Strelitzia reginae; Phormio; Penisetum rubra; Jazmín Officinalis y Jazmín Azórico (perfumadas trepadoras); Retama; Salvia guaranítica; Gauras; IrisPseudocorus; Geranios.
  •  

  • Tipo cubresuelos o pie de plantas más grandes de solVinca; Allisum; Rayito de sol.
  •  

  • Plantas de sombra o media sombra altas
     

    Camelia Japonica; Monstera deliciosa; Strelitzia reginae; Abelia; Alocasia; Raphis.

  •  

  • Plantas sombra o media sombra medianas
     
    Jazmín de leche (trepadora y perfumada); Senecio kaempheri; Alocasia Nigra; Hortencia; Clivias; Salvia guaranítica (tambien soporta sombra)😉; Iris japónica.
  •  

  • Plantas para cubresuelos o pie de plantas más grandes a media sombra
     
    Hiedra; Alegría del hogar

Crear el espacio verde propio es una aventura. Animarse y que perdure en el tiempo es una inmensa satisfacción. Aprender a cuidar es un “camino de ida”, el comienzo de una manera nueva de conectarse con la naturaleza, de concientizarnos sobre la importancia de respetar y multiplicar. Esperamos que estos consejos para el diseño de sus espacios verdes les ayuden a pensarlos de manera integrada y sustentable para que puedan disfrutarlos mucho más.
 
 
Facebook: https://www.facebook.com/tebiespacios/

Instagram: https://www.instagram.com/tebiespacios/

Pin It en Pinterest

Compartir esto