El hall de entrada o recibidor da la primera impresión de casa y es un espacio altamente funcional,  aun así es uno de los sectores de la casa más olvidados sin descartar que en la medida que los espacios donde vivimos se hacen cada vez más chicos, la mayoría de las propiedades actuales no incluyen uno definido para el recibidor o hall de entrada. No obstante eso no es es una limitante para que podamos tener uno.

Para diseñarlo hay que dedicarle su tiempo, pensar que es lo que realmente se necesita en el hall de entrada o recibidor. Como por ejemplo si sos de las personas que llegas y dejas las llaves ahí, o si te gusta mirarte al espejo antes de salir o simplemente llegar a casa y descalzarte. Parece una pavada pero pensando que es lo que realmente hacemos cuando llegamos, nos ayuda a definirnos y fijándonos en esos detalles podemos conseguir un hall de entrada o recibidor a nuestra medida. En los próximos párrafos te cuento las 3 claves básicas para armar un hall de entrada o recibidor.

En pocos metros: que priorizamos?

La escasez de metros se combate teniendo las ideas muy claras, priorizando tus necesidades y con buenas dosis ingenio. ¿Que preferis, que sea un espacio inspirador donde lo que mas se destaque sea la decoración o que sea funcional? No son dos conceptos excluyentes, porque un hall recibidor puede ser decorativo y práctico a la vez, pero siempre suele primar más un aspecto que otro. Por ejemplo, si queres contar con espacio para abrigos, tenes que apostar por un armario en vez de una consola de apoyo. Con unos 40 cm de fondo te alcanza para albergar abrigos y demás. Para que se integre mejor en la decoración, opta por un diseño a medida y pintalo igual que las paredes. Si no necesitas espacio para los abrigos  entonces, quizás prefieras una consola de apoyo. Con 30 cm de profundidad alcanza perfecto! Evalua cuáles son tus necesidades reales y en función de ellas, toma tu decisión.

 

Ya sea que apuestes por una u otra opción, es importante no recargar el espacio y contar con soluciones que te ayuden a mantener el orden (cajones en la consola de apoyo, canastos o cajas sobre el armario, bandejas vacía bolsillos…). Siempre prioriza el orden, un espacio desordenado siempre se va a ver mas chico de lo que en realidad es, además de resultar poco acogedor.

En halls o recibidores amplios: la clave es la proporción

Si no tenes problemas con los metros esta buenisimo, pero cuidado, que cuentes con espacio no significa que tengas que desaprovecharlo con un hall o recibidor semi vacio  o al contrario, llenarlo en exceso. En espacios amplios la proporción es crucial.

Si no quieres que el mobiliario se vea ridículo, vas a tener que optar por muebles grandes, que guarden proporción con su entorno. Es mejor elegir pocos muebles, pero que vistan y “llenen” el espacio, que varios pequeños, que lo que hacen es crear desorden visual.

Los detalles cuentan 

El poder transformador de los detalles es enorme. Tienen la capacidad de convertir un espacio sin personalidad y desangelado en uno acogedor y con carácter, es como digo yo, el ¨maquillaje¨. Y en el hall de entrada o recibidor, que da la primera impresión de una casa, son imprescindibles.

– Alfombras: Visten cualquier espacio y dan un plus de calidez. No es necesario que sean muy grandes, sobre todo si son pocos metros. Además, en halls de entrada o recibidores abiertos al resto de la casa, una alfombra ayuda a delimitar visualmente el espacio.

– Paredes que decoran: Podes aprovechar y vestir esos metros de pared con un lindo empapelado o decoracion, podes conseguirlos personalizados en Enamorada del muro o trabajar dibujos o figuras hechas directamente con pintura. Son dos opciones perfectas para pocos metros, ya que decoran por sí solas, crean un espacio personal y no ocupan espacio.

– Composición de cuadros: Crea un rincón personal con laminas o fotos que te gusten ya sea compradas, en Multicuadros  se dedican a ayudarte a armar una composicion atractiva sino armala vos misma y cada tanto, podes cambiar renovando las fotos o los marcos. Una opción de colgarlos (en recibidores o halls de entrada chicos es lo más práctico) o si contas con un mueble, apoyarlos en él.

– EspejosUn clásico del hall de entrada o recibidor, no solo porque decoran, sino porque son multiplicadores de la luz y la entrada es un espacio que no suele ir sobrado de claridad. Un consejo según el Feng Shui: evita colocar un espejo delante de la puerta, ya que la energía rebota y se escapa.

Plantas y flores: Son un must. Las plantas nunca fallan: decoran, limpian el ambiente, perfuman de manera natural… Un ramo de flores cortada de temporada va a dar vida a la entrada por pocos pesos. Elegi un florero de cristal si buscas un efecto más elegante o “invéntate” el tuyo para un look más personal. Una jarra, un canasto o uno fabricado por vos.

 

¿Tenes ganas de renovar tu hall de entrada o recibidor? Espero haberte inspirado con estas propuestas.

Que tengas un excelente viernes primaveral 🙂

Marian

Fuentes: el mueble.com, aparmenttherapy.com, myleitmotiv.com, c.facilisimo.com, craftifair.com, bloglovin.com, hobylobby.com

Pin It en Pinterest

Compartir esto