Hace unos años no había muchas alternativas, las teles no eran un elemento decorativo sino mas bien uno de entretenimiento pero de poco uso, tenían tanta profundidad que solo cabía la opción de colocarlas en un modular aparatoso en el living, o en un mueble bajo y contundente o, como mucho, en un mesa tipo carrito. Recuerdo que cuando me case estábamos felices con nuestra super tele de 34!! tenia la profundidad de una heladera y la habíamos ubicado sobre una mesa ratona con ruedas para poder moverla porque pesaba un montón!

Pero por suerte los televisores adelgazaron una barbaridad con la llegada de la pantalla plana, ademas se transformaron en un elemento tan importante como el sillón ya que muchas de las actividades familiares en casa giran en torno a la tele y ademas vienen con funciones varias con la llegada de internet. Entonces cuando estamos pensando en armar nuestro living lo primero que nos viene a la cabeza es donde vamos a poner el televisor! ¿A qué distancia la pongo? ¿Y la altura óptima?

Soluciones para colocar la televisión

Integrada

Los espacios de grandes dimensiones a veces tienen bibliotecas o modulares que ocupan una pared completa, en estos casos podemos utilizar un hueco de la misma para ubicar nuestra televisión y que ésta quede más integrada en el conjunto de la decoración. Además, es una buena idea para tener todos los cables y enchufes ocultos.

Colgada en la pared

Si tenes pocos metros la mejor opción es colgar la tele en la pared, ya que de esta forma no ocupa espacio. La clave es elegir un punto central del living, así la televisión parecerá de cuadro. Una opción creativa es diseñar un ‘collage’ junto con algunos cuadros y fotos y además va a ser mas fácil de ver desde todos los ángulos del living. Al colgarla asegurate de que la pared resista bien su peso (para que te hagas una idea: un televisor de 42″ pesa unos 15 kg) y elegi los anclajes más adecuados (normalmente el fabricante facilita esta información). Que tema el de los cables! Si te animas con una pequeña obra, te conviene embutirlos en la propia pared donde va la tele. Para colgarla, lo más facil y económico, es hacerlo con soportes fijos, pero también hay inclinables o con brazo para poder separarla de la pared.

Sobre un mueble o aparador

Pero la solución más sencilla, en realidad la mas común, es apoyar el televisor sobre un mueble de tv (siempre y cuando no tengas peques dando vueltas) y que éste tenga un orificio en la parte trasera para poder pasar los cables. El secreto está en elegir un mueble lindo que sea el protagonista de nuestro living. Una alternativa es que tenga ruedas, lo que nos va a facilitar poder llevarla de un lugar a otro, esta es una buena solución si nuestro living es chico, para que cuando queramos verla la tengamos frente al sillón, pero cuando no, podamos ubicarla en un rincón en donde no nos moleste.

 

Que tamaño compramos?

Cuanto más grande, ¡mejor! Cuando vamos a uno de esos negocios de electrodomésticos quedamos completamente maravillados con esas teles grandes que se ve como en el cine, pero que no se te vaya de las manos, porque si no tenes la distancia necesaria vas a terminar mirando tu serie favorita como un partido de tenis. Y lo mismo ocurre en caso contrario, con las televisiones demasiado pequeñas para el espacio en el que están. ¿Cómo saber? Cada 10” de la pantalla requieren 50 cm de separación respecto al sillon. Para medir la altura asegurate de que el centro de la pantalla quede a la misma altura de los ojos. Por lo general los ojos de altura media de una persona sentada quedan a una distancia de entre 85 y 100 cm del suelo. Si miras la tele desde la cama, coloca un soporte o una base que permita inclinarlo un poco hacia abajo.

Aqui van la quivalencia de distancias de la tele respecto al sillón.

30 pulgadas equivale a una distancia de 1,50 m

45 pulgadas equivale a una distancia de 1,80 m

50 pulgadas equivale a una distancia de 2,25 m

Evita los reflejos

La tele siempre debería estar en perpendicular a las ventanas, nunca enfrente, porque la luz natural entonces crea reflejos incómodos y la imagen pierde muchísima calidad. Algunos expertos recomiendan que la luz venga justo de detrás del televisor. Para no cansar la vista mientras ves la tele, conviene encender alguna luz tenue en la habitación. En la imagen vemos lo que NO debemos hacer.

Ya compraste tu tele??? Cual de todas las opciones que te propuse tuviste que usar???

Que tengas un excelente dia!!!

Marian 🙂

Fuentes: decoracion facilisimo, espacio living,

Pin It en Pinterest

Compartir esto